Como especialistas en odontopediatría, sabemos que el trabajo de cualquier dentista infantil en Tenerife siempre se debe adaptar al paciente en cuestión. Es decir, nuestros profesionales no solo están formados en el tratamiento de niños desde un punto de vista teórico sino que tienen una amplia experiencia con ellos y conocen perfectamente la manera de atenderles para que todo sea más sencillo y menos problemático. Es normal que algunos niños tengan miedo o se pongan nerviosos cuando acuden al dentista. Hoy queremos facilitar algunos consejos para que sea menos traumático para ellos el acudir a cualquier sesión rutinaria.

En primer lugar es conveniente llevar a los niños desde muy pequeños a la consulta para que se familiaricen con el ambiente y normalicen dicha práctica. En segundo lugar es importante transmitirle buenas sensaciones sobre el cuidado dental. Es decir, los niños nos imitan y se fijan en los adultos para crear su propia opinión. Si un niño ve que sus padres acuden al dentista infantil en Tenerife de forma periódica y hablan de la visita de una manera positiva, ellos también lo interiorizarán como algo bueno.

Por último, en las clínicas dentales creemos que es recomendable el preparar la visita con días de antelación y hacer de tal día algo agradable. Si sus padres le acompañan y a la salida hacéis algo agradable y divertido como ir al parque, el niño o la niña relacionará cuidar su boca con otras cosas positivas.

En nuestra clínica hemos intentando crear el ambiente más agradable para grandes y pequeños porque sabemos que de esa manera es mucho más sencillo y agradable para vosotros. Ven a conocernos a la Pregala, Centro Dental Orotava, cubrimos todas las especialidades odontológicas.